Páginas vistas en total

viernes, 1 de marzo de 2013

Fix you- Coldplay.

Se me queda pequeño el cielo cuando intento escalar el acantilado y volver a saltar. Y volver a caer en la misma playa de Septiembre. Esas olas rotas en los tobillos mientras, una completa revolución, como si desfilando por la arena los pensamientos se fueran a aclarar. Lo único que se aclara aquí es la espuma de la superficie de la orilla.
Pero escalar. Aunque tiemblen los entumecidos brazos y se resbalen los zapatos desgastados. Da igual tardar unos minutos o pasar la noche allí, así podrás hacer una visita a las estrellas, que las tienes olvidadas. O que se te corten los labios o el aliento, solo sube, no siempre las personas que mejor apariencia tienen son las que consiguen llegar. Sin mirar atrás, o caerás una vez más, aunque casi ya perdiste la cuenta de tantas.
Habías practicado mucho, pero no es igual cuando te toca vivirlo, sentirlo, llorarlo. 
Dejarte la vida en ello, ellos, ellas, ella o él. Dejarte la vida en eso que tenga la importancia que le das, y si crees que no la tiene, mientes. Repasa todos los consejos que te han dado y no has seguido, también los mejores que te hayan podido dar y los que has dado tú. Piensa en todas las personas que te  han atormentado y a cuántas has atormentado. Cuenta las derrotas, aunque hay victorias que valen por dos, o tres, o por un millón. También hay caídas irrepetibles. Los deseos y los odios en el mismo saco.
Recuerda todos tus errores, y date cuenta de que no te arrepientes ni de uno solo.
No pienses en lo que vas a ser, de quién o qué, solo piensa en vivir tu vida de la forma que has querido vivirla. Así cuando llegues a lo más alto y tengas que saltar, sabrás todos los porqués de tus acciones, los motivos y motivaciones, las cosas sin sentido, porque la gran mayoría de las veces, son  las que nos hacen más felices.

2 comentarios: