Páginas vistas en total

miércoles, 24 de abril de 2013

15.15

¿Qué le pides a un sitio dónde no existe otra cosa que no sean nubes? ¿Que salga el Sol? ¿Que deje de llover? No, los milagros los dejamos para las cosas importantes. Coges, sales, y paseas bajo el agua.
Que si tengo que esperar mil horas para conseguir lo que quiero, no pasa nada, tengo todo el tiempo del mundo.
Cuando dejamos las decisiones al azar y si tenemos que fiarnos de la suerte, mal vamos, porque hace tiempo que no pasa por aquí.
Que me muero de calor cuando me congelo y que me ahogo respirando, pero solo porque estoy aprendiendo a vivir.
Y si me tengo que quedar en una fecha, me quedo aquí, ahora y siempre.
Que si me harto, cambio la rutina, te doy mil vueltas y te pongo del revés, pero las personas no cambian.
El orgullo y la dignidad me las dejo en el cajón de la mesilla, los saco por la mañana y guardo por la noche.
De gritar, estallo por completo. Y de sonreír, me duele la boca.
Que si tú dices venga, yo digo vale.

2 comentarios:

  1. Creo que debemos ser felices, vivir! con lo que tenemos, sin llegar a ser conformistas claro. Si vives en un lugar donde siempre llueve y a ti te encanta el sol, entonces no puedes ser feliz? Entonces te amargas la vida? Yo creo que no...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que aprender a disfrutar de lo que pasas, aunque te gustasen más otras situaciones claro! un beso

      Eliminar