Páginas vistas en total

lunes, 5 de noviembre de 2012

Joder!

Ves su movimiento de un lado a otro, sola, porque no necesita a nadie para sentirse bien. Su melena morena echada para un lado como una ola y tú, tú, no puedes salir de ella, estás atrapado en ese tubo desde hace mucho tiempo. Desde que ella decidió que estuvieras ahí.
 Te rascas la cabeza, miras para abajo y sonríes como un idiota, ya estás pensando otra vez en ese puto escalofrío que forma cuando sus ojos negros se posaban en ti, de esa manera. 
 Te tomas la quinta y piensas que hoy, hoy es día nueve, pero hace tiempo que dejaste de contar con los dedos de las manos. La sigues admirando. Dudas. Te acercas, estás a tres pasos y un estúpido testamento cuando aparece él acariciando su espalda, unas sonrisas que se unen. 
Tiras lo primero que ves al suelo y los de tu alrededor te miran, todos menos ella. Sales con la rapidez con la que se prende la mecha, lo más rápido que puedes. Has perdido, has perdido y tú odias perder. Él no eres tú y tú, tú solo le metes patadas y puñetazos a esa cristalera hasta reventarla. Como si así te fueras a sentir mejor. Necesitas liberarte, sentir que no eres ese tonto enamorado, fingir que no te duele, ser alguien que no eres. Perderte por las calles por las que no hace mucho tiempo jugabas. Romper todo lo que encuentres intentado mentalizarte de que estás bien. Meterte alcohol y otras mierdas hasta olvidar que existes.
Puede que muy cerca o muy lejos de él, esté alguien. Alguien que le gusta que le digan que no es bueno para ella, que es un caso perdido, que nada ni nadie lo va a cambiar. Sus ojos clavados en sus escasas fotos mientras sabe que él no es así, que solo se engaña. Que no lo conoce mucho, pero lo justo. Lee cosas que no debería leer y escucha cosas que no debería escuchar. Cierra la puerta de su cuarto y la empieza a aporrear. Porque ya la frustración no puede con ella. Después de tantas, ya no le salen palabras. Solos sus ridículos sollozos intercalados con golpes y un último y único grito. Joder!

No hay comentarios:

Publicar un comentario