Páginas vistas en total

jueves, 26 de julio de 2012

Pero dejémonos de fantasías.

Gotas de lluvia que resbalan por la ventanilla de coche como si tratasen de ganar una carrera, pero mis lágrimas van ganando. Deseando no ser tú mismo, no vivir en esa ciudad, no tener este nombre y no conocer otros. Intentando por todos los medios ocultar lo que te pasa. Pero nunca funciona, así que utilicemos esa palabra salvavidas 'nada'. Esa palabra llena de mentiras obvias, vergüenza, enfado y demás mierdas. Pero esa no es la peor parte, es pensar que, que coño vas a hacer. Tratar de buscar soluciones que no dependen de uno mismo. Y puede que la mayoría de las soluciones no sean válidas, y la otra mitad no te gusten, acabar más perdido que antes. Paranoias que se mezclan con realidades y una pizca de sueños. Ganas de odiar. Ganas de querer. Ganas de él, de ella, de ellos. Ganas de todo. Ganas de nada. Ganas de olvidar. Ganas de no ser. Ganas de poder entender lo que te pasa. Ganas de que todo venga justo como quieres, pero dejémonos de fantasías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario